Experto del Instituto Nacional de Meteorologia: Patrones meteorológicos de España apuntan a un cambio climático

Reuters, 28/10/2006

EXPERTO DEL INSTITUTO NACIONAL DE METEOROLOGIA: PATRONES METEOROLÓGICOS APUNTAN A UN CAMBIO CLIMÁTICO

MADRID (Reuters) - Recientes patrones meteorológicos apuntan a que el cambio climático global ya está teniendo un impacto en España y es probable que el país sea más cálido y árido en el futuro, dijo un experto del Instituto Nacional de Meteorología (INM).

España registró en el 2005 el año más seco desde que se comenzaron a tomar datos y este año los termómetros marcaron las temperaturas más altas conocidas en un mes de mayo. Paralelamente, los últimos inviernos han sido más suaves de lo habitual.

"Lo que sí venimos observando es que estamos asistiendo a una acumulación de récords," dijo Ángel Rivera del INM, que lleva previendo los patrones climáticos españoles desde hace más de 30 años.

Durante el 2006 también se estableció un nuevo récord de temperatura media en verano, aunque las máximas no llegaron a las de 2003.

"Desde el punto de vista meteorológico, esta acumulación, tanto en temperaturas altas como en la intensidad de la sequía con precipitaciones fuertes, es lo que nos preocupa (porque) puede estar en línea con el cambio climático," dijo Rivera a Reuters en una entrevista.

La influencia del Mediterráneo y la cercanía de África está calentando España un poco más rápido que el resto de Europa.

Ello implica que las regiones secas serán aún más secas y áridas y el agua escaseará, porque llueve menos y porque la mayoría de las precipitaciones se evaporan.

Los modelos climáticos tienden a apuntar un incremento de dos o tres grados centígrados en una media de 40 ó 50 años.

Quizá esa previsión no suene demasiado alarmante, pero Rivera dice que en España, donde los patrones climáticos ya son extremos, las máximas veraniegas podrían aumentar más proporcionalmente.

En ciudades como Madrid o Sevilla, en las que los termómetros alcanzan los 45 grados la mayoría de los veranos, aunque sea de forma puntual, la vida probablemente será más incómoda.

Parece que las olas de calor en verano serán más frecuentes e intensas. En invierno habrá menos días bajo cero y la lluvia será esporádica, con más tormentas mediterráneas y menos del tipo atlántico persistente, que es vital para recuperar los embalses y acuíferos, dijo Rivera.

"Si se cumple lo que nos dan los modelos climáticos, y hoy por hoy parece que se va en esta línea, el panorama para dentro de unas décadas puede ser realmente preocupante," señaló.

"Desgraciadamente lo que nos dicen los modelos es que el territorio español tendería a hacerse cada vez mas seco y cada vez mas árido por esta distribución mas irregular de las precipitaciones," añadió Rivera.

El cambio climático ha sucedido en otras ocasiones en la historia de la Tierra, pero siempre en cientos o miles de años, indicó.

En esta ocasión, en la que aparece como principal culpable el efecto invernadero provocado por las emisiones de la quema de los combustibles fósiles, los cambios suceden en sólo unas décadas.

"No es fácil que las especies se adapten con tanta rapidez," dijo Rivera.

Ver todos artículos por Reuters