Los esfuerzos del Banco Mundial por alcanzar los ODM salvaron a 13 millones de personas desde el 2000

Banco Mundial, 26/09/2010

Zoellick promete más financiamiento para la salud y la educación y redoblar el “programa de acceso” para hacer frente a las crisis financiera, de los alimentos y los combustibles (26/09/10)

En su declaración de apertura dirigida a los líderes del mundo en la Reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre los objetivos de desarrollo del milenio (ODM), el presidente del Grupo del Banco Mundial, Robert B. Zoellick, expresará que desde 2000 el Banco Mundial ha ayudado a salvar la vida de 13 millones de personas con su fondo de la Asociación Internacional de Fomento* (AIF) relacionado con los ODM para los más pobres del mundo, y que habrá de redoblar los esfuerzos por movilizar inversiones nuevas sustanciales en agricultura, educación y salud para cubrir la brecha general que es preciso salvar para lograr los ODM en los próximos cinco años.

Suscriptos en 2000, los objetivos comprometen a los países en desarrollo, donantes y otros agentes a eliminar la extrema pobreza y el hambre y a mejorar considerablemente el bienestar económico y humano de las personas pobres en todo el mundo antes de fines de 2015. “Los objetivos de desarrollo del milenio son fundamentales para la misión del Grupo del Banco Mundial y la labor cotidiana que cumple. Desde 2000, el financiamiento de la AIF ha ayudado a salvar 13 millones de vidas", afirma Zoellick en su discurso preparado para ser pronunciado ante la Reunión plenaria de alto nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre los ODM.

“Estamos trabajando con nuestros asociados para producir resultados mensurables en todas las esferas del programa de desarrollo. Debemos interconectar los diversos objetivos. No basta con construir dispensarios si no hay caminos para que las madres puedan tener acceso a ellos. No basta con capacitar a docentes o suministrar libros de texto si los niños difícilmente puedan acabar la tarea para el hogar a la noche en la oscuridad. Las personas no viven sus vidas en sectores de salud, o de educación o de infraestructura, separados en compartimientos perfectamente escindidos. Las personas viven en familias, poblados, comunidades, países, donde se funden todas las cuestiones de la vida cotidiana. Debemos unir la línea de puntos", expresa Zoellick.

“Esto es lo que está haciendo la AIF, el fondo del Banco Mundial para los más pobres. En los últimos 10 años, la AIF ha aumentado su financiamiento en forma de donaciones y sin interés en respaldo de los países en desarrollo, de US$4400 millones en 2000 a US$14 500 millones este año", manifiesta Zoellick, que exhorta a los países a respaldar la reposición de los recursos de la AIF este año.

“Hoy son las economías emergentes las que están ayudando a sacar a la economía mundial de la recesión. En la actualidad, algunos países en desarrollo están surgiendo como potencias económicas; otros están avanzando para convertirse en polos adicionales de crecimiento, y hay otros que están esforzándose por manifestar su potencial dentro de este nuevo sistema, en que el norte y el sur, el este y el oeste, pueden ser puntos del compás y no destinos económicos. Creo en África. Creo que África puede ser un polo mundial de crecimiento", afirma Zoellick.

Con miras a 2015, el presidente del Grupo del Banco Mundial manifiesta que es crucial que la comunidad del desarrollo reflexione acerca de las enseñanzas aprendidas durante los últimos 10 años en lo que hace a los ODM, y se base en lo que ha dado buen resultado a fin de producir aún mejores resultados en materia de desarrollo en el transcurso del periodo.

Zoellick manifiesta: "Al examinar en las Naciones Unidas esta semana los avances logrados en la década pasada en materia de los ODM, también debemos mirar más allá de los números, así como lo que éstos encierran, para ver qué podemos aprender de ellos. Debemos invertir en lo que da buenos resultados y corregir o dar por terminado lo que no es eficaz. Debemos trabajar con los países en desarrollo como clientes, no como modelos de desarrollo tomados de libros de texto. Debemos ayudarlos a solucionar problemas y no a poner teorías a prueba".

Al describir el impacto del fondo del Banco Mundial en los más pobres, Zoellick manifiesta que desde 2000, el financiamiento de la AIF ha contribuido a inmunizar a 311 millones de niños; ha brindado acceso a servicios de abastecimiento de agua y saneamiento a 177 millones de personas; ha ayudado a más de 47 millones de personas a tener acceso a servicios de salud; ha proporcionado suplementos nutricionales a 99 millones de niños y ha educado a 13 millones de niñas.

En su discurso, Zoellick manifestará lo siguiente:

· Lograr los ODM no es tan sólo un desafío para los países más pobres, el 70% de los pobres del mundo vive en países de ingreso mediano.

· En las tres últimas décadas, las economías en desarrollo y emergentes han hecho avances para superar la pobreza. En 1981, el 52% de las personas que habitaban en los países en desarrollo vivían en la extrema pobreza, y dicha proporción se había reducido en más de la mitad antes de fines de 2005. Los esfuerzos realizados por los países en desarrollo estaban siendo fructíferos hasta el momento de desencadenarse la crisis, y la pobreza se había reducido pronunciadamente en Asia oriental, América Latina y Europa oriental y central.

· Desde 2008, el golpe triple de las crisis financiera, de los alimentos y los combustibles ha desacelerado, e incluso invertido, los avances logrados con miras a alcanzar los ODM en muchos países del mundo.

· Según estimaciones del Banco Mundial, en 2010 hay 64 millones de personas más que viven en la extrema pobreza y unos 40 millones más de personas padecieron hambre el año pasado como consecuencia de la crisis.

· El Banco Mundial se centraría en el "programa de acceso" para ayudar a asegurar el acceso a servicios de salud básica, escolaridad de buena calidad, agua potable, energía, alimentos y empleos, y tendría en cuenta no sólo los números, sino la calidad de los servicios.

· El Banco Mundial aumentaría sus inversiones sin interés en la enseñanza básica en otros US$750 millones para centrarse en países, especialmente de África al sur del Sahara, que no están bien encaminados para alcanzar los ODM relacionados con la educación antes de fines de 2015.

· En materia de salud, el Banco Mundial ampliará el alcance de sus programas de salud basados en los resultados en más de US$600 millones hasta 2015, y se centrará en 35 países, especialmente de Asia oriental, Asia meridional y África al sur del Sahara, que encaran problemas para alcanzar sus ODM debido a la elevada tasa de fecundidad, la mala nutrición maternoinfantil y las elevadas tasad de enfermedades maternoinfantiles.

* La Asociación Internacional de Fomento (AIF) es el fondo del Banco Mundial para los más pobres. Creada en 1960, la AIF tiene como objetivo reducir la pobreza otorgando créditos sin interés y donaciones para programas que fomenten el crecimiento económico, reduzcan las desigualdades y mejoren las condiciones de vida de la población.

Noticia original:

http://go.worldbank.org/4R0V1A4TN0

Ver todos artículos por Banco Mundial