La calidad del aire en la ciudad de Madrid empeora respecto al año 2010 según el último informe de Ecologistas en Acción

Alberto Sanz-Cobeña para Globalízate, 15/01/2012

Esta semana Ecologistas en Acción hizo público su informe anual sobre la calidad del aire en la ciudad de Madrid (1). Los resultados indican que la ausencia de medidas efectivas por parte de las autoridades locales ha llevado a un deterioro de la calidad del aire de la capital, incrementándose los valores de óxidos de nitrógeno (NOx), ozono troposférico (O3) y partículas en suspensión respecto a los ya negativos datos de 2010. En el caso de los óxidos de nitrógeno (NOx), precursores del O3 troposférico, el valor medio anual se ha situado en 46 µg/m3, 6 µg/m3 sobre el límite y 1 por encima del año anterior.

Como se afirma en el mismo estudio, “pese a la gravedad del problema, Madrid lleva más de un año sin un plan de reducción de la contaminación en vigor” (2). Y todo ello, a pesar de haber sobrepasado el límite temporal establecido por Bruselas para la solicitud de una prórroga que permita a Madrid cumplir los límites de emisiones establecidos. Prórroga que únicamente sería concedida de existir un plan ambicioso de reducción efectiva de las emisiones.

A pesar de tratarse de un problema gravísimo que atenta contra la salud pública de los habitantes de Madrid y todas aquellas personas que realizan su actividad profesional en la ciudad, así como contra el derecho constitucional a un medio ambiente digno (art. 45), los responsables políticos municipales miran hacia otro lado cuando se les exige responsabilidades. Incluso la reciente publicación de datos científicos en la reputada revista Science of the Total Environment (3, 4), donde se mostraba la relación directa entre la presencia de partículas en suspensión de diámetro inferior a 2,5 micras (PM 2,5) y aumento en los índices de mortalidad debida a enfermedades del sistema circulatorio (por infartos, cardiopatías isquémicas e ictus), no ha supuesto la toma de medidas efectivas sobre este gravísimo problema.

A pesar del cambio en la red de medidas por parte del consistorio madrileño, hecho que denuncia Ecologistas en Acción en su informe por poder ser motivo de un disminución de los valores medios de partículas en suspensión (2), los resultados superan los límites impuestos por las autoridades comunitarias.

En su informe, Ecologistas en Acción, propone una serie de medidas con las que en su opinión se podría reducir la actual situación de contaminación. A saber: Puesta en marcha un plan de movilidad peatonal, segregación de todos los carriles bus del resto del viario, incorporación de vehículos de transporte público eléctricos (autobuses, tranvías) y con combustibles poco contaminantes y disuasión del uso del coche en el interior de la ciudad mediante la eliminación de las plazas azules del SER, dejando sólo las plazas con prioridad para residentes (verdes) para desincentivar que se acuda al centro en coche y establecimiento de sistemas de peaje de acceso al centro, que penalicen más a los vehículos más contaminantes. Así como hacer cumplir de forma estricta el límite de velocidad en ciudad de 50 km/h y establecer zonas de velocidad máxima 30 km/h en todas las áreas residenciales, entre otras medidas.

La actual alcaldesa de Madrid y anterior responsable del área de medio ambiente de la capital, Ana Botella, ha responsabilizado a la “situación histórica de gran sequedad ambiental” de la situación que vivimos (4). Sus propuestas para atajar esta crisis ambiental se centran en reducir las plazas azules del SER, sin especifircar los distritos y zonas, y aumentar el precio de los parquímetros un 10% (5). Se tratan de medidas que son, de acuerdo a la gravedad de la situación, insuficientes y que pudieran interpretarse como una medida meramente recaudatoria.

Referencias:

(1) http://www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/calidad_aire_madrid_2011.pdf

(2) http://www.ecologistasenaccion.org/article22105.html

(3) El País

(4) T. Maté, R. Guaita, M. Pichiule, C. Linares, J. Díaz (2010). Short-term effect of fine particulate matter (PM2.5) on daily mortality due to diseases of the circulatory system in Madrid (Spain). Science of the Total Environment. 408, 5750–5757.

(5) http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1064362

Ver todos artículos por Alberto Sanz-Cobeña